martes, 24 de diciembre de 2013

Los community manager siguen trabajando en vacaciones


El social media y la reputación que estemos generando en las redes sociales referente a nuestra página web es una tarea que no descansa, ni si quiera en vacaciones, por este motivo el community manager se queda de guardia en las vacaciones de navidad. Lo que suele ocurrir habitualmente es que el papel que ejerce este trabajador en la empresa implica que asuma varias funciones más de las que le corresponden.

O para las empresas más pequeñas donde todos los trabajadores hacen de todo, alguien tiene que quedarse a hacer guardia y estar pendiente en estos días de fiesta de ver lo que se mueve en las redes sociales. Hombre, no es cuestión de mantener el mismo ritmo de trabajo que un día normal, sino de echarle un vistazo y ver que es lo que está pasando en las redes sociales; los comentarios que se publiquen y cualquier cosa que se pueda mencionar.

 Otro de los métodos que podemos utilizar es trabajar con alguna aplicación que nos ayude a detectar un problema de crisis de reputación online o en el caso de las empresas más pequeñas, revisar el muro o nuestro timeline. Lo que tenemos que tener claro es que no podemos dejar todo parado aunque estemos en fiestas.

Con que tengamos algunos contenidos programados para estas fiestas será suficiente para que no dejemos en vacío nuestros canales de comunicación. Esto puede completarse comentando los objetivos que habéis tenido este año, las expectativas que se esperan para el año que viene o simplemente felicitando la navidad a vuestros seguidores.

Como todos sabéis las redes sociales es una canal informal de comunicación. No prentendemos que estéis todo el día siendo esclavos de todos los comentarios que pongan los usuarios, sino de estar atentos por si hubiera algún problema o que alguien de la empresa estuviera atento por si nuestro community manager estuviera de vacaciones.
1 comentario:
  1. Work is a good thing if you really like it and get a good salary for that.

    ResponderEliminar