martes, 2 de mayo de 2017

Adaptar tu negocio al siglo XXI


Compras a través de una web online


Miles de empresas se preguntan cada día como en los tiempos que corremos pueden aumentar las ventas de su negocio. Empresas, grandes, pequeñas, de construcción, veterinarios...

¿Aún no tienes un sitio web?


Da igual a lo que te dediques, con la aparición de internet casi todo el mundo busca directamente lo que necesita en Google y si no somos visibles en la red estamos perdiendo una esfera enorme de posibles clientes.

Si aún no tienes un Diseño Web, en Valencia Edina te puede ayudar, asesorar y darte un buen presupuesto. No todos somos iguales ¿por qué el diseño de tu web si? Nosotros no usamos plantillas, cada cliente es distinto y por los tanto tiene diferentes necesidades.

Además la gente se suele fijar en la opiniones de los usuarios que han usado los servicios de esa tienda, restaurante,etc. Esto tiene una doble vertiente porque los comentarios negativos pueden afectar a la gente que lo hace mal, pero te beneficiará a ti que tienes un negocio con buena atención al cliente y un buena relación calidad-precio. Los clientes buscan la opinión de la gente que ya ha utilizado el servicio y comparan entre uno y otro sitio antes de elegir con cual se va a quedar.

Los beneficios de una página web:
  • Más visibilidad
  • Más clientes potenciales
  • Más beneficios económicos
También es cierto que no nos podemos conformar con tener nuestro sitio web y ya está, también es importante el posicionamiento SEO, SEM y visibilidad en redes sociales. Todo esto es un trabajo constante que no hay que dejar para poder estar lo más alto en las búsquedas de Google, ya que son los primeros snippets (resultados) los que más clicks tienen. Estos primeros puestos te repercutirán con más clicks y contactos.

Para posicionar una web lo mejor que se podría hacer es contratar a una empresa que se dedique a ello, ya que llevarla a los primeros puestos no es sencillo y necesita de especialistas. Lo primero es que nuestra web esté bien programada para el posicionamiento, porque si no el trabajo que se haga no va a servir para nada. 

Otra manera de aparecer arriba en el buscador es pagar a Google para aparecer de los primeros, esto sería SEM. Eliges la palabra clave por la que quieres salir, Google le pone un precio a cada click que hacen los usuarios y tú decides que cantidad quieres pagar al día. Dependiendo de la palabra clave en cuestión pueden variar los precios.

El ejemplo más claro en que una página web te ayuda a conseguir beneficios la podemos ver en pequeños negocios de por ejemplo algún pueblo con pocos habitantes. Este emprendedor no se puede limitar a vender a sus vecinos o pueblos cercanos, porque no va a poder vender a otras ciudades o incluso otros países. Por lo tanto pasa de tener unos 800 clientes potenciales a millones.

¿Se puede dar un paso más al crear mi proyecto web?


Siempre es posible dar un paso más, las apps para iOS y Android.  
Pueden ser muy útiles tanto internamente como para los clientes.

Por ejemplo, controlar el stock de un almacén. Esto se podría hacer mediante una app, no repercute directamente en lo que el cliente me pide pero si es cierto que perdería menos tiempo si no tengo que buscar donde tengo un producto determinado. El trabajo se hace más eficiente y el tiempo que gano lo puedo dedicar a otras cosas.

La aplicación para el cliente es posiblemente donde tenemos más ejemplos claros porque la mayoría de la gente las usamos a diario. Hay que distinguir entre una app y un diseño web responsive. Esta última sería la misma página que podemos ver desde un ordenador pero que se ha adaptado a la dimensiones del teléfono o tablet.

Las apps no están limitadas a juegos o redes sociales. Son muy útiles para las empresas o incluso nuevos negocios.

Todos tenemos en mente algunas muy conocidas como amazon, decathlon, fotocasa, mytaxi, etc.

Las aplicaciones se quedan en nuestro teléfono (a diferencia de la web adaptada) y nos hace más fácil la utilización si la usamos frecuentemente.

Poco a poco las empresas, en la medida de lo posible de su economía, deben ir actualizandose para no quedarse muy atrás. No todas las empresas necesitan aplicaciones, pero si la mayoría necesitarían un sitio web para adaptarse al siglo XXI donde la manera de comprar, vender y hacer marketing está cambiando.
No hay comentarios:
Publicar un comentario